Calidad del aire

El C2FPA tiene en cuenta y ante todo la salud humana y el respeto de la naturaleza.

 

MEDIO AMBIENTE+ GPL = MENCION SOBRESALIENTE

 

Todos los cursos prácticos de fuego del C2FPA funcionan con gas GPL, preferentemente al queroseno.

En formas liquidas y/o de vapor, a fin de garantizar las condiciones de realismo en la reproducción de los fuegos, el gas GPL, mezcla de butano y de propano, no contiene benzina ni azufre peligroso para el medio ambiente. Ofrece un poder calorífico mas elevado que el queroseno.

La combustión del GPL no produce partículas durante la combustión (hollines) y limita significativamente las emisiones de CO2, uno de los gases responsables del efecto invernadero.

La combustión del GPL no genera olor, ni humo, produce poco monóxido de carbono, relativamente pocos hidrocarburos no quemados, y bastante poco dióxido de carbono con respeto a los demás carburantes y combustibles derivados del petróleo. Esta combustión produce principalmente vapor de agua y CO2, pero en menor medida, lo que hace de los GPL un elemento imprescindible en materia de energía alternativa.

Con esas medidas responsables, el C2FPA protege el conjunto del personal en practicas y de los formadores de los “humos negros” muy tóxicas procedentes de la combustión del queroseno. Pueden así salir de nuestro sitio en total confianza.


 

PARQUE COMPLETO DE VEHICULOS EQUIPADOS DE MOTORES « EURO 5 »

 

Para los actores del mundo del transporte y los usuarios de “vehículos pesados”, el reto consiste en reducir el impacto del desarrollo sobre el medio ambiente, con una significativa reducción de las emisiones contaminantes, preservando al mismo tiempo la productividad de los vehículos y optimizar los ahorros de carburante.

Las normas europeas de emisiones “Euro” fijan los limites máximos de emisiones contaminantes de los vehículos rodantes. Se trata de un conjunto de normas cada vez mas estrictas aplicándose a los vehículos nuevos. La norma “EURO 4” aplicable a 1ro de octubre de 2006 y “EURO 5” aplicable a 1ro de octubre de 2009 habrá permitido en 20 años dividir las emisiones contaminantes de los vehículos industriales por 5 mientras que el tráfico habrá sido multiplicado por 2.

El C2FPA dispone de un parque completo de Vehículos de intervención de Espuma (VIE) equipados de motores “EURO 4” y “EURO 5” ofreciendo un 50% de reducción de emisiones de NOX y 80% de emisiones de partículas con respeto a sus homólogos “EURO 3”.